Etiquetas

,

trece lunas

Esta es una novela catalogada como “thriller histórico” pero me resisto, como siempre, a simplificar su contenido con los anglicismos que  invaden y empobrecen la riqueza de nuestro idioma.

En sus páginas se pueden encontrar aventura, misterio, historia y magia; es un combinado entretenido y variado que permite llegar sin problemas al final de sus seiscientas  páginas.

El protagonista es un personaje perfecto para esta novela: sir Walter Scott, escritor escocés perteneciente al Romanticismo británico, autor de novelas que han formado parte de la juventud de muchos, como “Ivanhoe” o “Rob Roy”.

Sinopsis de la contraportada:

Escocia, siglo XIX, un secreto y una oscura hermandad pueden cambiar la historia de Inglaterra.

Con la muerte en extrañas circunstancias de un ayudante del escritor Walter Scott arranca una serie de sucesos inquietantes. Pero las pesquisas que emprende sir Walter chocan repetidamente contra muros de silencio. ¿Qué esconde el inspector llegado ex profeso de Londres? ¿Qué secreto protegen desde hace siglos los monjes de la abadía de Kelso? ¿Qué presagios encierra la espada marcada con una runa a la que conducen las investigaciones de sir Walter y su sobrino Quentin?.

Pronto culminará una maquinación por el poder cuyo origen se remonta a la Edad Media, una trama enraizada en oscuras tradiciones druídicas, en el antiguo enfrentamiento entre los héroes escoceses William Wallace -más conocido como Braveheart- y el rey Roberto l de Escocia, y en la lucha de dos sectas centenarias por evitar o provocar el nuevo advenimiento de la edad de la magia.

Una novela para descansar de preocupaciones en esta época del año,

Anuncios