Etiquetas

, , ,

Memoria de unos ojos pintados

Estaba en la fila de una librería, esperando a que me cobraran el libro que había escogido cuando, tras curiosear la tapa de un volumen que estaba sobre el mostrador, me lancé a preguntar: “Perdona, el autor de este libro no será el cantante ¿verdad?”. Y el dependiente contestó: ” Sí, si que es él; ésta es su segunda novela. La primera es excelente y la tenemos en edición de bolsillo”. Y tras escuchar su respuesta, como quien pide un kilo de café,  le contesté: “¡pues ponme uno!”.

Lluis Llach es un músico y cantautor ampurdanés, icono de una generación, identificado con la defensa de la cultura catalana y la protesta ante  la situación cultural, social y política durante los años de la dictadura franquista. En sus canciones combinaba el lirismo poético con una  definida actitud de denuncia, que le supuso la prohibición de numerosos recitales y un exilio transitorio en Paris.

Este volumen es su primera novela y por ella ha recibido el Premio Euskadi de Plata y el Premio de Narrativa Maria Angels Anglada.

La historia, narrada  en primera persona, se centra en la vida de cuatro adolescentes que viven en el barrio barcelonés de la Barceloneta. El marco temporal está centrado entre los años de la proclamación de la República, la guerra civil y la primera etapa franquista.

No soy muy dada a leer novelas cuyo argumento gire en torno a la Guerra Civil Española, pero reconozco que en este caso la época y sus circunstancias están excelentemente descritas. He leído alguna crítica en la que lo califican como libro militante, pero no estoy de acuerdo; incluso hay varios párrafos en el discurso del protagonista en los que se condena la barbarie de la guerra, sin especificar bandos, con un espíritu claramente conciliador.

Entre las etiquetas de este libro he incluido la de “novela romántica”, aunque resulta una etiqueta demasiado banal en contraste con la intimista y desgarrada historia de amor que se esconde entre sus páginas.

Definitivamente es una novela que merece la pena leer.

 

 

Anuncios