Etiquetas

,

el interruptorEn este tiempo de descanso me dedico a asaltar las librerías, para desesperación de mi biblioteca, en la que empiezan a apiñarse los volúmenes, y de mi tarjeta de crédito.

Y como el impulso no termina en la compra sino en la lectura, para evitar un goteo innecesario de entradas he agrupado en ésta tres ejemplares. Tres libros muy diferentes, pero que tienen en común una característica que mi querido bloguero diranbarana consideraría interesante: un tamaño que ronda las cien páginas. El encontrar otras similitudes entre ellos sería hilar muy fino…

“Una lectora nada común” de Alan Bennetuna lectora nada común

Esta curiosa historia, en la que la reina de Inglaterra es la protagonista, forma parte de una colección de Anagrama llamada “La conjura de la risa”. Esta etiqueta lleva a la confusión respecto al contenido de la obra, más cercana a la fábula que a la novela de humor. En ella la soberana británica se sumerge en el mundo de la lectura hasta convertirse en una lectora compulsiva, que descuida el resto de sus obligaciones para continuar con la lectura del libro que esté “descubriendo” en ese momento. A esto se añade la crítica sobre el poder frívolo, ambicioso y de escasa cultura que ostentan muchas figuras de la politica, cosa que lamentablemente es bastante habitual. Y además cuenta con un buen final.

 

optmístico“Optimístico” Iñaki Echarte Vidarte

En mis últimas lecturas estoy rescatando mi gusto por la poesía, que tenía un poco abandonada. Por esto últimamente observo con más atención las secciones de poesía de las librerías, y en una de ellas he encontrado este pequeño volumen.

Para elegir un libro de poemas, además de tener información previa sobre el autor, que no es el caso, utilizo una dinámica muy simple pero efectiva: abro el libro y leo un par de poemas al azar. Si el estilo me gusta y lo leído me resuena el libro se viene conmigo para casa.

En el caso de Iñaki Echarte en el primer vistazo me atraparon la originalidad del título y de los capítulos, los poemas cortos, sencillos, sensuales e ingeniosos. Todo un descubrimiento.

 

un año“Un año” Jean Echenoz

El trío se completa con este pequeño volumen que no tiene nada de convencional. Es la primera vez que leo a Echenoz, y por lo que he investigado sobre este autor francés, ganador de múltiples premios literarios, entre ellos el Goncourt en 1999, es un escritor de culto para muchos lectores.

Su modo de escribir es atípico, en el fino límite entre la naturalidad y el caos, una escritura limpia de arabescos y descripciones recargadas, pero creativa y original. Tiene una trilogía publicada en España, que bien puede ser uno de mis próximos objetivos.

 

 

Anuncios