Etiquetas

,

la isla mínimaLlevo demasiado tiempo alejada de las salas de cine, pero estoy en proceso formal de recuperar el tiempo perdido. Así que he comenzado con una sesión de cine policiaco. Cada vez ofrezco menos resistencia al cine español…

La película tiene buenas críticas y ha sido premiada en el reciente Festival de Cine de San Sebastián (concha de plata al Mejor Actor y premio del jurado a la Mejor Fotografía).

Las imágenes aéreas de las marismas del Guadalquivir son un prometedor comienzo que se confirma con la excelente fotografía que puede disfrutarse a lo largo de todo el film.

El argumento no depara grandes sorpresas, pero la pareja de policias protagonistas da suficiente cuerpo a la película: dos detectives de homicidios, con ideologías opuestas y formas de trabajo muy diferentes, pero que al final no lo son tanto. Su destino es un pueblecito perdido de las marismas, donde tienen que investigar la desaparición de dos adolescentes. El reto está servido.

El marco temporal está ubicado en la España de los años ochenta, cuando todavía se arrastraba la reciente dictadura y el tiempo llevaba años detenido en los campos andaluces.

El metraje es de ritmo lento, pero no aburrido. Tiene un progreso pausado que permite observar y enlazar los multiples detalles que salpican la historia, aunque algunos quedan desflecados en favor del desenlace hacia un final un tanto precipitado, pero no por ello menos emocionante.

Una película que merece la pena ver.

 

 

Anuncios