Etiquetas

,

cortina de hayas

cortina de hayas

Estos días estoy dando muchos paseos por un parque cercano a casa.

Me viene bien pasear, respirar el olor profundo de las zonas arboladas y contemplar el verde de la hierba, aunque esté en un parterre, porque me serena  el espíritu…

Y he recordado que no hace mucho tiempo que un amigo habló de la última “terapia” llegada de Japón. Su nombre es Shinrin-Yoku, también conocido como “baños de bosque”.

Curiosamente los japoneses, desbordados de estrés y competitividad, comenzaron a utlizar los paseos por el bosque como terapia. Acostumbrada a tener un bosque a “dos pasos de casa”  la propuesta me parece perfecta, tentadora y para ponerla en práctica cuanto antes.

En el blog “Arboles invisibles” hay una estupenda entrada que explica con detalle el Shinrin-Yoku

http://losarbolesinvisibles.com/shinrin-yoku-la-medicina-del-bosque/

El resto son webs americanas, una página de cocacola, y publicaciones médicas japonesas que analizan su repercusión positiva sobre la salud.

Pues bien, como la vida es una paradoja, ayer paseando tranquilamente por el parque me encontré con esta “sorpresa” que no pude menos que inmortalizar con la cámara de mi móvil. Me parece que a algunos les vendría bien dar un paseo por el bosque…

el banco en la fuente

Anuncios