Etiquetas

,

Una_cierta_justicia.

Octava entrega del reto “12 meses 12 libros”.

La novela policiaca y el verano combinan bien. “Una cierta justicia” estaba pendiente para esta estación, pero han tenido que pasar unos cuantos años antes de haber logrado mi propósito.

Uno de los principales motivos “disuasorios” era su formato, una edición sólida, de tapas duras, con cuatrocientas setenta y cinco páginas en papel de calidad… ¡que con una sola mano se sujetan con problemas!. Solo en estos casos es cuando comprendo la comodidad del libro electrónico…

Nunca había leído una novela de Pyllis Dorothy James, P.D. James la escritora que perteneció a los servicios de seguridad británica y tuvo un cargo en el departamento de policía del Ministerio del Interior.

No se si esperaba revivir mis veranos juveniles devorando novela tras novela de Agatha Christie, o tal vez mis expectativas eran de una trama más dinámica desde el principio.

La manera de escribir de P.D. James me ha resultado un tanto densa en comparación con las novelas que he leído últimamente en este género. La sensación general ha sido de que la historia avanza con calma británica hasta que se acelera en los últimos capítulos. Y también una situación extraña: no creía que el culpable fuera tan evidente, y he leído el último tramo del libro esperando una sorpresa final que no ha llegado. Un poco raro la verdad.

Tal vez vuelva a leer a esta escritora, escogeré alguno de los títulos más conocidos… ¡para el próximo verano!.

Anuncios