Etiquetas

la rosa que no es una rosa

Ya estoy de vuelta.

Viajar siempre merece la pena, aunque me aleje de este blog por unos días.

Y regreso en un día que tiene mucho que decir sobre los libros.

En 1995 la UNESCO estableció el día 23 de Abril como el Día Mundial del Libro. Pero esta fecha ya estaba señalada en el calendario de la historia de la literatura por el fallecimiento de dos autores universales: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

También es el día de Sant Jordi, el caballero que mató al dragón, y de la tradicional Diada de Cataluña. En mi recuerdo personal aparece la figura de mi padre, buscando una rosa en los puestos de la Rambla de Barcelona…

Y aprovecho para que esta corta entrada también sea un homenaje y un recuerdo.

Me llena de tristeza saber que Gabriel García Márquez se marchó hace una semana, para perderse en los mundos mágicos con los que nos regaló en tantas y tantas páginas.

Pero quedan sus libros y sus frases:

“No llores porque se terminó, sonríe porque sucedió”

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”

“La muerte no llega con la vejez sino con el olvido”

Y si es por esto último, Gabo nunca morirá.

Anuncios