Etiquetas

,

cuando-leas-esta-carta-

El género de novela histórica no suele ser el más tentador para mi, pero Montse, la lectora que  ha traído este título hasta mi biblioteca, me lo recomendó con tanta insistencia que no pude resistirme.

Al igual que algunos de los personajes de esta historia, ella tiene un vínculo de recuerdos con la región del Rif, Marruecos, y ésta es una buena carta de presentación.

 

“Cuando leas esta carta” es la primera y única novela publicada del valenciano Vicente Gramaje. En el año 2011 recibió el Premio Círculo de Lectores de Novela.

La sinopsis que se puede leer en este Club de Libros es:

Víctor ha colgado el estetoscopio y la bata y, al menos por un año, ha dicho adiós a su consulta. Necesita asumir la reciente muerte de su esposa pero, también, recuperar su fe en la medicina y la confianza en sí mismo, de modo que ha partido en busca de toda la soledad que un viaje por el norte de Marruecos pueda darle. Mientras recorre la región del Rif asiste a un curioso hallazgo: en una obra en construcción, una excavadora da con una antigua fosa común. Todos los lugareños conocen el origen de esos huesos: son los restos de soldados españoles masacrados en 1921 en el Desastre de Annual. Pero Víctor encuentra algo más, algo que se lleva consigo como inofensivo recuerdo. Es una botella lacrada en cuyo interior hay una carta, acaso las últimas palabras que un tal capitán Gimeno, ante la certeza de su muerte, escribió a su amada. Y sin siquiera haberla leído, Víctor siente que debe hacer todo lo que está en sus manos para entregar esa carta. Aquí comienza su aventura a través de la historia reciente de España, siguiendo el rastro de vidas desconocidas con la ayuda de sus amigos, de un curioso detective privado y principalmente de Claudia, capitana del Ejército destinada en Melilla y, tal vez, la mujer que pueda enseñarle el camino de regreso desde el dolor.

El contraste entre las dos líneas argumentales, que se entrelazan conforme los capítulos avanzan, permite que la historia actual de un respiro a la crudeza de la parte histórica, sin que por ello se esquiven temas como la enfermedad, la soledad o la muerte.

Es una novela totalmente recomendable.

Anuncios