Etiquetas

BESOS CARTEL

Un antiguo compañero de trabajo, que cambió la dirección de su vida hace unos cuantos años, salía al escenario el pasado jueves en la Escuela Navarra de Teatro.

Y allá que fuimos sus compañeros de la vieja guardia.

El hilo conductor de la obra son canciones de los años setenta, ochenta, y alguna otra con más solera, cantadas en directo. El argumento, siempre en torno las relaciones de pareja, enhebra una secuencia de historias cortas, dramáticas unas, destornilllantes otras, que no dan tregua al espectador y hacen imposible el aburrimiento.

Hoy se escenifica la última sesión del ciclo programado para este mes de Abril, y merece la pena no perdérsela.

La sinopsis que se entrega con la entrada dice:

“Siempre me voy a enamorar de quien de mí no se enamora, y es por esto que mi alma llora”. Esta estrofa podría resumir fácilmente la filososfía que encierra esta “¿comedia musical?” que trata, en calve de humor, y mediante diez escenas breves pero intensas, las relaciones de pareja. Relaciones que, como el propio autor reconoció en su día, no tienen remedio. Si alguno de ustedes se siente reflejado en algún personaje o inician algún proceso de ruptura amorosa, sepan que la compañía no se hace responsable.

Cada canción es un recuerdo, la música del primer beso y también la del último, las palabras de amor que un atardecer de Abril nos ayudó a enamorar a alguien, sin saber que después lo tendríamos que soportar el resto de nuestros días. Esto suponiendo que consiguiéramos enamorarlo… “Besos” es mucho más que una excelente diversión, como resalta La Vanguardia, es una muestra de humor inteligente  que ha cautivado a miles de espectadores y que ha recibido el aplauso unánime de la prensa. La obra original está escrita en catalán.  

Para más información:

http://www.enbocateatro.com/

http://www.laescueladeteatro.com/

Anuncios