Etiquetas

, ,

Midnight in ParisUna de mis grandes aficiones es el cine, el disfrute de las imágenes en pantalla grande, en la oscuridad, con el sonido envolvente de la música… ¡siempre y cuando el vecino de butaca no se dedique a devorar toda la tienda de chucherías de la entrada!

En este invierno que se resiste a terminar, todavía quedan tardes lluviosas y frías. Y es en esas tardes cuando decido quedarme en casa, y usar la pantalla de televisión que hay en mi salón para ver una película.

Ayer vi “Midnight in Paris”, el film de Woody Allen que recibió en 2011 Oscar al mejor guión original.

Sinopsis: Un escritor norteamericano algo bohemio llega con su prometida Inés y los padres de ésta a París. Mientras vaga por las calles soñando con los felices años 20, cae bajo una especie de hechizo que hace que, a medianoche, en algún lugar del barrio Latino, se vea transportado a otro universo donde va a conocer a personajes que jamás imaginaría iba a conocer… (FILMAFFINITY).

Es una película amable, envuelta en la magia de los cuentos, y con la maravillosa ciudad de Paris como escenario. Como algún crítico ya ha dicho, está a medio camino entre “La rosa púrpura del Cairo” y “Cenicienta”.

Escenas estupendas, como la de Dali (Adrien Brody) y sus ensoñaciones surrealistas; o la discusión entre el protagonista Gil (Owen Wilson), y su dama de los años veinte, Adriana (Marion Cotillard), en la que ambos reconocen que prefieren vivir en otra época, una que consideran mejor que la suya,  con la insatisfacción que activa un bucle sin final.

Cuando contemplamos en la pantalla el hervidero cultural que se movía en el París de los años 20, no resulta extraño que el protagonista quiera regresar a aquella época. Me parece, sin embargo, un poco forzada la escena de Buñuel en la que se hace referencia a “El ángel exterminador”.

En suma, una comedia con encanto que merece la pena ver.

Esta es la página oficial, para quien quiera fisgar un rato

http://www.midnightinparislapelicula.com/index.html

Anuncios