Etiquetas

,

La vida de Pi - cartel

 

El cineasta taiwanés Ang Lee, autor de obras tan dispares como Brokeback Mountain o Tigre y Dragón, ha llevado a la pantalla la novela de Yann Martel “La vida de Pi“.

Me habían llegado opiniones muy dispares sobre esta película. Como siempre la opinión más certera es la que se tiene cuando se sale de la sala de proyección.

Se trata de una película de realismo mágico, una historia contada en primera persona, para la que recomiendo aparcar la lógica y disfrutar, aunque también tiene sus momentos, la vida es así.

Pese a no haberla visto en 3D, las imágenes del Pacífico son espectaculares, brillantes, mágicas, y se quedan enganchadas en la retina y en el recuerdo.

En contra de mi costumbre, leeré la novela después de haber visto la película  (últimamente estoy cambiando de hábitos), pues quedaron en el aire frases que bien valdría volver a “escuchar”.

Un relato sobre una pelea por la vida que es un buen regalo de Navidad.

¡Felicidad para todos!

Anuncios