Etiquetas

,

Ayer, antes de que el otoño perdiera su color, me escapé a dar un paseo por la ciudad, y terminé en el campus universitario.

Fueron dos horas largas de paseo ininterrumpido…

Comencé el recorrido pisando una alfombra roja

que daba paso a un paseante muy especial …

Al llegar al campus, en un recodo del camino, me esperaba un árbol rojo…

después eran amarillos,

y rojos otra vez.

Me acerqué hasta la ribera del río, para contemplar el espectáculo de verdes y dorados…

en un estallido de colores para despedir al otoño…

antes de que el invierno nos venga a visitar con sus infinitos grises…

Anuncios