Etiquetas

,

Esta es una historia de amor de las que hace tiempo que no veía en la pantalla: tierna, limpia e incondicional.

El director Zhang Yimou  debutó con “Sorgo Rojo”, premiada con el Oso de Oro en el Festival de Berlín 1988,  y obtuvo el León de Plata en el Festival de Venecia 1991 por “La linterna roja”.  Tras las películas de artes marciales “Hero” y “La casa de las dagas voladoras”,  con este film regresa a su faceta intimista.

 

La sinopsis de filmaffinity:

“Amor bajo el espino blanco” nos cuenta la historia de Jing, una colegiala ingenua de la ciudad que debe trasladarse a un remoto pueblo en la montaña para su “reeducación” durante la Revolución Cultural. Su padre ha sido encarcelado por “derechista” y su madre lucha para alimentar a sus tres hijos. Jing sabe que tanto su futuro como el bienestar de su familia dependen de su buen comportamiento en opinión de las autoridades. Bastaría con un error para arruinar sus vidas. Pero su prudente y tranquila existencia se ve trastocada cuando se enamora de Sun, el encantador hijo de un militar de élite. Debido a la diferencia social que les separa, un romance entre ellos es impensable; más aún, peligroso. Pero la atracción es mutua, poderosa e innegable. Jing intenta resistirse, pero Sun la persigue, incluso después de que la chica regrese a la ciudad. El amor entre ambos florece; es un amor puro, apasionado y secreto. Nadie debe enterarse, y menos aún la madre de Jing…

Leyendo la biografía del director se comprende la detallada descripción del marco histórico de esta película: la crítica del régimen comunista de Mao Tse Tung y la referencia constante a los valores de la cultura china, mezclados con la obediencia impuesta por las normas de la revolución.

Y brillando sobre todo ello una hermosísima historia con imágenes para recordar: un tímido abrazo bajo un abrigo, las lágrimas que caen sobre un vendaje o la inocencia más dulce que se despide desde el otro lado del río.

Recomendable.

Anuncios