Etiquetas

Este es el último de los libros que compré en la feria del libro de este año. Lo he leido como un libro de verano, en intensivo, tirando de horas de sueño y de ratos en el sofá…

Ha sido una lectura entretenida, entre fogonazos de ira contra un par de personajes insoportables, y alguna lágrima en las últimas escenas. Me enternece descubrir que  una novela  todavía es capaz de pulsar mis emociones con facillidad…

Y aunque  este volumen pudiera dejarse, con los otros dos que completan la trilogía, en la estantería de lecturas para vacaciones, llama mi atención que he dejado un puñado de frases subrayadas entre sus casi setecientas páginas.

Esta es una novela sobre mujeres que, con sus debilidades y sus errores, luchan por conseguir sus sueños. Tal y como se lee en la portada, es “una oda al optimismo”, que no está de más con los tiempos que corren.

Anuncios