Hemos estrenado mes, el sol se ha escondido entre nubes, los críos vuelven al  colegio… y los adultos no dejamos de hablar de la subida del IVA.

¡Ya ni el fútbol consigue silenciar el estropicio!.

El sábado estuve en el cine, compré un nuevo abono, un poco más caro que otras veces.  Me consolé pensando que prefería una buena película a una buena cerveza. Cada cual elige entre lo que tiene a su alcance para disfrutar de un paréntesis…

Tiempos críticos para muchos amigos, que ven desaparecer su trabajo, o el de sus parejas, mientras que los hijos, la despensa o la hipoteca  siguen  estando  ahí,  esperando.

Malos tiempos para los artistas, como mi querida Beruta, que tienen que pelear, aún un poco más, y seguir adelante…  http://beruta.wordpress.com/2012/08/28/glups/

Tiempos en los que la esperanza es la utopía más cotizada, y la amistad, por fortuna, no se encarece.

Si nos volvemos hacia la naturaleza que nos rodea, veremos que los arbustos  más resistentes, los que soportan las inclemencias del tiempo, los que defienden la tierra donde crecen, tienen espinas. Cuando llega la primavera se llenan de flores y en otoño nos regalan frutos. Durante el invierno  esperan  pacientes, silenciosos, a que la tierra vuelva a despertar… porque siempre vuelve a despertar.

Es tiempo de espinas…

Anuncios