Etiquetas

,

Atardecer del ventitrés de Junio,

todo está dispuesto, esperando la llegada de la noche…

En cientos de lugares se preparan hogueras para quemar, un año más, todo lo que pesa y ya no sirve, lo que hizo sufrir, lo que se quiere olvidar, lo que se desea purificar con el fuego…

Y después de que la fiesta haya dado sus primeros pasos de la mano de la música…

… comienza a verse humo en el cielo, el aire se impregna de olor a leña quemada, y su perfil resplandece en la oscuridad.

Gentes en torno a la hoguera, mirando hipnotizadas el movimiento del fuego…

…porque  en el corazón de las llamas siempre  se esconde algo que hay que buscar.

En el silencio se parten, como latigazos, los trozos de madera; es el momento de pedir esperanza para el futuro, y que la luz nos acompañe hasta el próximo año.

Anuncios