Etiquetas

,

Últimamente hay mucho cine francés rondando las carteleras…

La tarde del viernes dudaba entre dos películas,  y lo que terminó por inclinar mi decisión fue la  copia de una crítica pegada junto al cartel de la película; en ella podía leerse: “para soñadores melancólicos y perseverantes”.

Genio y figura…

Inspirada en el poema de Victor Hugo “La gente pobre”, esta película pertenece al género de cine social.

El protagonista, Michel, sindicalista de cincuenta y tantos años, casado felizmente y abuelo de tres nietos, pierde su trabajo en el puerto de Marsella. Inicia el proceso de adaptarse a esta nueva situación, pero una noche sufre un atraco. A partir de este momento la elección entre lo que quiere y lo que debe hacer, y el análisis de las consecuencias de esta elección,  condicionará su vida… y la de su familia.

Recomendable.

Anuncios