La técnica Pomodoro es un sistema de gestión del tiempo. Puede utilizarse de forma puntual para lograr una mayor concentración, o como método de trabajo.

Su creador fue el italiano Francesco Cirillo y su nombre se debe al reloj de cocina en forma de tomate (pomodoro en italiano) que utilizó para cronometrar los tiempos de trabajo.

La utilidad de esta herramienta se basa en que cuando una persona tiene que estudiar, realizar un trabajo, o tiene muchas tareas pendientes, puede sentirse incapaz de administrar  el tiempo con fluidez; esta circunstancia crea un estado de ansiedad por el que se acaba postergando la tarea en el tiempo.  

El método de la técnica Pomodoro se basa en la división del tiempo disponible en “pomodoros” o intervalos de 30 minutos, en los que 25 minutos son de trabajo   intenso e ininterrumpido y los 5 minutos restantes son de descanso. Cada cuatro pomodoros la pausa de descanso es de 15 a 30 minutos. Durante los descansos, sean cortos o largos, no se debe pensar en la tarea que se está realizando. 

Previamente se realiza una lista de tareas pendientes y se ordena por prioridades.  Conforme las tareas se van realizando se marcan en la lista como finalizadas, asi como la cantidad de pomodoros que se han necesitado para realizarlas.

Las posibles interrupciones del pomodoro se clasifican en internas y externas. Las internas son las que causa la propia persona que realiza la tarea, y externas  cuando  es otra persona la que interrumpe el trabajo sin que se pueda evitar. En este caso se abandona la tarea, pues ese pomodoro ya no es “reanudable”

Para más información el enlace de la página oficial es   http://www.pomodorotechnique.com/

Anuncios