Etiquetas

Este fin de semana necesitaba cambiar de aires, respirar verde, perderme entre árboles… y volver a practicar tai chi.

Las tormentas primero, y la inclemencia de la lluvia  después, frustraron mis escapadas del caserío…

 

Pero la práctica tranquila, desde el otro lado de la ventana, me llevó, suavemente, hacia la serenidad…

 Mila esker shifu.

Anuncios