Etiquetas

,

“La palabra  Netiqueta no está en el Diccionario”, esta  es la frase que aparece en pantalla cuando utilizo el buscador de la  RAE.

Conocí  esta palabra en Diciembre del año pasado. Estuve en la sesión presencial de un curso que después continuaba con un grupo de discusión “on line”; allí nos entregaron un cuadernillo donde se explicaba lo siguiente:.

“La Netiqueta, por decirlo en pocas palabras, es la etiqueta que se utiliza para comunicarse en la red, o sea, la etiqueta en el ciberespacio.

Las diez reglas básicas que se citan a continuación, y las explicaciones que las acompañan, se han tomado del libro de Virginia Shea “Netiqueta“.

Regla 1: Recuerde lo humano.

La regla de oro que le enseñaron  sus padres y sus primeros educadores fue muy simple: no hagas a los otros lo que no quieres que te hagan a tí. Trate de ponerse en los zapatos de los otros. Defiéndase pero trate de no herir los sentimientos de los otros.

Regla 2: Siga en la red los mismos estándares de comportamiento que en la vida real.

En la vida real la mayoría de las personas obedece la ley, ya sea por voluntad propia o por miedo a se descubiertos. En el ciberespacio las posibilidades de ser descubierto parecen remotas. Y posiblemente porque la gente olvida que hay un ser humano al otro lado del computador, creen que estándares éticos o de comportamiento bajos, son aceptables.

Regla 3: Sepa en qué lugar del ciberespacio está. La Netiqueta varía de un dominio a otro.

Lo que es perfectamente aceptable en un área puede ser condenable en otra. Por ejemplo, en muchos de los grupos de discusión por Televisión hablar de rumores es permisible. Pero enviar esos rumores a una lista de correo de periodistas le convertirá a usted en una persona muy impopular.

Regla 4: Respete el tiempo y el ancho de banda de los demás.

Es de conocimiento común que hoy en día la gente tiene menos tiempo que antes, aunque duerman menos y tengan más elementos que ahorran tiempo que los que tuvieron sus abuelos. Cuando usted manda un mensaje o un correo a un grupo de discusión, usted está utilizando (o deseando utilizar) el tiempo de los demás. Es su responsabilidad asegurarse de que el tiempo que “gastan” leyendo su mensaje no sea un desperdicio.

Regla 5: Ponga de su parte, véase muy bien en línea. Aproveche las ventajas del anonimato.

No quiero dejar la impresión de que la Red es un sitio cruel y frío lleno de gente que desea insultar a otros. Como en el resto del mundo, la mayoría de la gente que se comunica en línea lo que desea es “caer” bien. Las redes de trabajo (networks) – en especial los grupos de discusión – le permiten ponerse en contacto con personas a las que por otros medios usted no podría aproximarse. Y ninguno de ellos le puede ver. Usted no será juzgado por el color de su piel, ojos o pelo, peso, edad  o vestuario.

Regla 6: Comparta el conocimiento de los expertos.

Finalmente, después de todos estos comentarios negativos, dediquémonos a los consejos positivos. La fortaleza del ciberespacio está en la cantidad de gente que lo usa. La razón por la que hacer preguntas en línea se debe a la cantidad de personas con conocimientos que las leen. Y si solamente algunos de ellos ofrecen respuestas inteligentes, la suma total de conocimiento mundial aumenta. Internet mismo se inició y creció porque algunos científicos querían compartir información. Gradualmente, el resto de nosotros pudo acceder también.

Regla 7: Ayude a que las controversias se mantengan bajo control.

Se denomina “apasionamiento” cuando la gente expresa su opinión con mucha fuerza, sin ponerle freno a sus emociones. Me refiero al tipo de mensaje al que la gente responde “cuéntenos verdaderamente cómo se siente”; su objetivo no es tener tacto.

Regla 8: Respeto por la privacidad de los demás.

Por supuesto que usted no soñaría nunca con escarbarle los cajones de los escritorios de sus compañeros. Así es que tampoco debe leer sus correos. Desafortunadamente mucha gente lo hace.

Regla 9: No abuse de las ventajas que pueda usted tener.

Algunas personas tienen en el ciberespacio más influencia que otras. Existen expertos en toda clase de juegos de realidad virtual, expertos en todo tipo de sortware de oficina y expertos en administrar toda clase de sistemas.

Saber más que los otros, o tener mayor conocimiento de cómo funcionan los distintos sistemas, no le da a usted el derecho de aprovecharse de los demás. Por ejemplo, los administradores de sistemas no deben leer nunca el correo de otros.

Regla 10: Excuse los errores de otros.

Todos, en algún momento, fuimos principiantes en la Red. Cuando alguien cometa un error de ortografía, haga un comentario fuerte, una pregunta tonta o de una respuesta innecesariamente larga, sea paciente. Si el error es pequeño no haga ningún comentario. Si tiene ganas de hacerlo piense dos veces antes de reaccionar. Que usted tenga buenas maneras en la Red no le da derecho de corregir a todo el mundo.

Anuncios