Etiquetas

En el calendario que tengo en la cocina,  en los recuadros del miércoles, viernes y sábado de esta semana se lee la palabra “temporak”.

La tradición de las témporas siempre ha llamado mi atención y he decidido investigar un poco…

En el diccionario de la RAE se puede leer:

témpora.

(Del lat. tempŏra, pl. de tempus, tiempo, estación).

 f. Tiempo de ayuno en el comienzo de cada una de las cuatro estaciones del año. U. m. en pl.(usado más en plural)

——————————————————————————–

Hay que remontarse a la Roma del  s. III, para encontrar la referencia a las témporas. Como elemento cristiano remplazaron los festejos  paganos de las “ferias de la cosecha”, “ferias de la vendimia” y “ferias de la siembra”.

A semejanza de las fiestas agrícolas paganas, al principio las témporas no correspondían a una semana determinada dentro del ciclo litúrgico, sino que se celebraban conforme al curso natural de las siembras y las cosechas.

Hasta hace pocos años las cuatro temporas figuraban en el calendario litúrgico de la Iglesia católica. Cada una de ellas correspondía a tres días de ayuno (miércoles, viernes y sábado), anteriores al inicio de primavera, verano, otoño e invierno de cada año:

– Témporas de Primavera: miércoles, viernes y sábado de la segunda semana de Cuaresma.

-Témporas de Verano: miércoles, viernes y sábado de la primera semana después de Pentecostés.

-Témporas de Otoño: miércoles, viernes y sábado de la semana siguiente al día de la Santa Cruz, el 14 de Septiembre.

-Témporas de Invierno: miércoles, viernes y sábado de la semana siguiente al día de Santa Lucía, el 13 de Diciembre.

Lo que no se ha perdido es la tradición, que para muchos  meteorólogos  carece de sentido y sólo es una superstición, de utilizar estas fechas para la predicción metereológica. Según la creencia popular observando el viento predominante en esos tres días u observando el tiempo que hace  cada día de témporas, se puede predecir el tiempo que hará durante la estación a la que preceden.

Este año no las voy a dejar pasar sin apuntar el tiempo de esos días, y después veremos qué sucede…

Anuncios