Etiquetas

,

El pasado viernes concierto del bluesman Tail Dragger en la sala Totem.

Acompañado por Quique Gómez (armónica), Jose Luis Pardo (guitarra), David Salvador (bajo) y Pablo Bárez (batería), hoy termina, en Getafe (Madrid), su corta gira por España.

Con su inseparable sombrero y sus setenta años a la espalda, el cantante de Arkansas nos hizo disfrutar del blues más genuino, salvaje y primitivo, como lo califican en algunos artículos.

Cumpliendo con el mito de deslizarse por el suelo en sus actuaciones, descendió en varias ocasiones del escenario, cantando con desgarro y rompiendo la distancia que se crea entre el público y el tablado.

Los solos del guitarrista argentino y el silencio sepulcral que invadió la sala para escuchar el lamento de la armónica completaron una  noche de blues por excelencia.

Una frase de Tail Dragger para terminar: “It’s like I get into a trance when I sing the blues, I forget about everything else. Nothing else matters”.

Y el enlace de su página web  http://www.taildraggerbluesband.com/index.html

 

Anuncios