Etiquetas

Últimamente me están prestando muchos libros, y hace un par de semanas, en el vestuario de la escuela, una compañera de Tai chi me ofreció la última novela de Coelho. Por un momento pensé en rechazar el ofrecimiento, la anterior novela me decepcionó… este nuevo título ya lo había visto, de reojo, en las librerías… dudé… pero acepté.

Ayer se lo devolví, y me alegro de haber recuperado a este escritor que no deja a los lectores indiferentes, o gusta o desagrada, no hay término intermedio.

Coelho ha regresado en su aspecto mágico, con una historia del 2006, un recorrido vital en el Transiberiano, difícil de comprender en ocasiones, pero que merece una segunda lectura.

Anuncios