Etiquetas

, , , ,

Ayer fue día de cumpleaños  y tarde de cine…

Sinopsis de la página oficial:

En vísperas de la I Guerra Mundial, Zurich y Viena son el marco de una oscura historia con trasfondo sexual e intelectual. “Un método peligroso”, basado en acontecimientos reales, sigue las turbulentas relaciones entre el incipiente psiquiatra Carl Jung, su mentor Sigmund Freud y Sabina Spielrein, la inquieta y preciosa mujer que les separa. A este trío se une Otto Gross (Vicent Cassel) un paciente libertino, decidido a traspasar todos los límites.

Esta exploración de la sensualidad, de la ambición y del engaño llega a su momento cumbre cuando Jung, Freud y Sabina se reúnen antes de separarse definitivamente y cambiar la dirección del pensamiento moderno. 

Director: David Cronenberg Intérpretes: Viggo Mortensen, Michael Fassbender, Keira Knightley, Vincent Cassel, Sarah Gadon Título en VO: A Dangerous Method País: Alemania, Canadá, Reino Unido Año: 2011. Fecha de estreno: 25-11-2011 Duración: 99 min Guión: Cristopher Hampton (adaptación de su propia obra teatral “Talking cure”)

Cuando los títulos de crédito empezaron a aparecer en el fondo blanco con trazos de pluma en tinta negra,  me pregunté si la película me había gustado o no y curiosamente todavía no puedo dar una respuesta a esa pregunta.

El enfrentamiento entre Jung y Freud, la discrepancia que terminó por definir dos métodos diferentes de valorar la realidad de la “enfermedad mental”  me interesaba mucho, era un tema que tenía en la “carpeta” de tareas pendientes.

Contemplar desde la butaca del cine el planteamiento metodológico de esta confrontación me interesó; desconozco si los entendidos consideran que éste es el nudo básico del conflicto entre ambos psiquiatras, pero creo que es un excelente homenaje a la historia del psicoanálisis.

Los pequeños detalles fueron los que más me gustaron. Símbolos en múltiples planos: los intermedios en las aguas del lago, el modo de comer de Jung, los inacabables puros de Freud…

La interpretación de los protagonistas me pareció impecable, pese a las críticas que valoran una posible “sobre actuación” de Keira Knightley.

Creo que es una película que volveré a ver en la penumbra tranquila de mi salón…

Anuncios