escúchalo sonando en un susurro, con el tono de voz más cálido que puedas imaginar:

“eres mi regalo”
 
 
 
 
 
 
Anuncios